Cumbre de la UA 2017: África continúa buscando un retroceso en las retiradas de la CPI

Los líderes africanos se reúnen en la 28° Cumbre de la UA en Addis Abeba ©AU
Editors
Regions: 
Africa
Los gobiernos africanos profundizaron un importante retroceso en contra de una retirada masiva de la Corte Penal Internacional (CPI) en la Cumbre de la Unión Africana de la semana pasada. Mientras que el organismo regional adoptó una “Estrategia de Retirada de la CPI”, la decisión es menos conclusiva de lo que su título sugiere y no recomienda una retirada masiva.

La lucha por el consenso de la UA en la cuestión de las retiradas de las CPI

Acusando a la CPI de parcialidad sus investigaciones y enjuiciamientos, varios líderes africanos han utilizado a la UA como un foro para demostrar su oposición a la Corte en los últimos años. La campaña contra la CPI comenzó después de que la Corte emitiera órdenes de arresto en 2009 y 2010 para el presidente de Sudán Omar al-Bashir, y aumentó considerablemente después de que el fiscal de la CPI presentara casos contra los políticos kenianos Uhuru Kenyatta y William Ruto en 2011, quienes se presentaron presidente y vicepresidente de Kenia, respectivamente. La campaña logró aprobar sucesivas resoluciones en las que se instaba a responder ante la no cooperación con la CPI en la detención de al-Bashir y la suspensión de los casos de la CPI relacionados con crímenes en Darfur y Kenia, y solicitó finalmente una estrategia de la UA sobre la CPI que incluyó la cuestión de las retiradas.

Sin embargo, cualquier decisión que implique una retirada del Estatuto de Roma depende de los Estados Partes de la CPI de manera individual, no de la UA, y muchos Estados africanos que son parte a la CPI han expresado su continuo apoyo a la CPI a pesar de la retórica sobre los retiros. De hecho, la Cumbre de la UA del año pasado fue testigo de la oposición de numerosos Estados a cualquier decisión masiva para abandonar la Corte.

Además, a raíz de los retiros anunciados a finales del año pasado, muchos gobiernos africanos reafirmaron públicamente su apoyo a la Corte antes y durante la reunión anual del órgano rector de la CPI, la Asamblea de los Estados Partes.

El debate general y el período extraordinario de sesiones de la Asamblea sobre África y la CPI registraron fuertes reafirmaciones de apoyo a la CPI y a la justicia internacional de la gran mayoría de las delegaciones africanas y de otros países. La gran mayoría de los Estados africanos -incluidos Burkina Faso, Botswana, República Democrática del Congo, Costa de Marfil, Lesotho, Malawi, Malí, Namibia, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Tanzania, Uganda y Zambia- reafirmaron su deseo de seguir siendo parte del sistema del Estatuto de Roma y trabajar por una reforma positiva de la CPI. Muchos gobiernos expresaron su pesar por los anunciados retiros de Sudáfrica, Burundi y Gambia, y pidieron una reconsideración.

Entonces, ¿qué decidió finalmente la UA?

¿Una estrategia para la retirada o una reforma?

La estrategia recomienda que la UA adopte un enfoque de dos vías sobre la CPI. Una para tratar posibles reformas legales e institucionales a la Corte y su forma de funcionar. La segunda para mejorar el compromiso político con los actores relevantes. 

Ninguna vía se enfoca en los retiros como una conclusión inevitable o un plan específico.

La decisión también celebra el espíritu de cooperación vinculado a las discusiones entre la UA y la AEP durante el año pasado, y augura un mayor compromiso vocal por parte de los Estados miembros a la CPI africanos en el proceso de gobernanza de la CPI.

Un comentario de Human Rights Watch destaca que:

“La ‘estrategia’ de hecho no pide una retirada masiva […] en cambio, establece que: ‘Se requiere un mayor análisis de la idea de una retirada colectiva, un concepto que aún no ha sido reconocido por el derecho internacional’. El documento revisa las preocupaciones de la UA con la corte— esto incluye su relación con el Consejo de Seguridad de la ONU y una oferta de enmendar el Estatuto de la Corte para eximir a los líderes de Estado en funciones implicados en atrocidades generalizadas. El documento ofrece información sobre cómo los Estados podrían retirarse del Estatuto, y nota que la falta de adopción de propuestas de la UA para enmendar el Estatuto podría ser una condición para la retirada, pero solo dice que “es preciso acordar claramente los plazos para una reforma’”

La académica Mark Kersten de Justice in Conflict, argumento que:

“Al leer la estrategia, es difícil no quedarse con la impresión de que los Estados africanos siguen comprometidos con la CPI. Con certeza, no suena como que un intento por abandonar colectivamente el barco. Esto es porque la estrategia se le como una lista razonable de posibles reformas al Estatuto de Roma y la Corte.” 

Oposición y reserva

Human Rights Watch informó que Nigeria, Senegal y Cabo Verde presentaron en última instancia sus reservas a la decisión adoptada por los líderes de Estado. Liberia presentó una reserva al párrafo que adopta la estrategia. Malawi, Tanzania, Túnez y Zambia solicitaron más tiempo para estudiarlo.

¿Más votos positivos?

Varios Estados participantes en la Cumbre recordaron a sus colegas de las delegaciones que la CPI es un respaldo jurídico importante para los países en los que los sistemas jurídicos nacionales están comprometidos.

Nigeria, donde la CPI está realizando actualmente un examen preliminar, fue uno de los Estados con una firme postura contra los detractores más vocales de la Corte durante la Cumbre:

"Nigeria y otros creían que el tribunal tenía un papel importante que desempeñar a la hora de hacer rendir cuentas a los líderes", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Nigeria, y añadió que "Nigeria no es la única voz que se expresa contra [la estrategia de retirada], de hecho Senegal tiene una postura fuerte en contra de ella, Cabo Verde y otros países también están en contra."

El nuevo presidente de Gambia también expresó que su administración no iba a sostener el anuncio de retirada de predecesor.

En Justice Hub, Steve Lamony escribió que:

“Una retirada del Estatuto de Roma crearía una brecha de impunidad, dado que actualmente no existe una corte regional para llevar ante la justicia a los responsables de cometer crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio. Los Estados partes africanos deben demostrar su apoyo por la CPI en las cumbres de la Unión Africana, los encuentros de la Asamblea de los Estados Partes, el CSNU y la Asamblea General de la ONU. Además, los países deben seguir trabajando con la CPI para facilitar seminarios para promover la cooperación y seminarios técnicos conjuntos de cooperación UA-CPI como una forma de hacer las paces, así como los encuentros bilaterales entre funcionarios de la CPI y funcionarios de gobiernos africanos.”

Los ideales y los valores que inspiraron la creación de la Corte Penal Internacional siguen vivos – asesor de la ONU

El asesor especial del Secretario General de la ONU para la prevención del genocidio agregó una advertencia similar: África debe continuar comprometiéndose positivamente porque "no puede permitirse abandonar la CPI en esta época de atrocidades". Lea más