La CPI y la jurisdicción universal: Una lucha, dos caminos

"Es hora de que todos los participantes prediquen con el ejemplo en la lucha contra la impunidad." Foto: © Le Monde
Valérie Paulet
Related countries
El 23 de mayo, la Unión Europea celebra su segundo Día de la Unión Europea contra la Impunidad con el fin de promover las investigaciones y juicios nacionales en los presuntos de crímenes de guerra, de lesa humanidad y de genocidio. Valérie Paulet de TRIAL International explica cómo la jurisdicción universal podría utilizarse como una herramienta complementaria a la CPI para que los Estados Partes puedan alcanzar la misión del Estatuto de Roma que busca erradicar la impunidad para los crímenes más graves.

En los últimos 6 años, la comunidad internacional no ha podido cumplir con su objetivo de terminar con la masacre de civiles en Siria. Todos los intentos internacionales de llevar a cabo juicios efectivos se han visto frustrados. ¿Quedarán impunes estos crímenes? No necesariamente, algunos Estados están empezando a centrarse en la impunidad a nivel nacional a través de la jurisdicción universal.

Algunos crímenes, como los bombardeos a civiles, el uso de armas químicas o torturas, son demasiado crueles para quedar impunes. Impactan la conciencia colectiva y amenazan la paz y la seguridad internacional. Sus autores deben ser llevados ante la justicia.

La CPI tiene el mandato específico de procesar a los autores de los crímenes más graves de la humanidad solo en aquellos Estados que han ratificado o adherido al Estatuto de Roma.

Dentro de este grupo de Estados, la CPI solo podrá actuar si el Estado en particular no tiene la voluntad o la capacidad para enjuiciar a los presuntos autores. El nivel de “voluntad” es difícil de determinar: por ejemplo, en Colombia la CPI nunca ha impuesto su jurisdicción dado que algunos de los culpables – de bajo rango y paramilitares de las FARC – ya habían sido juzgados ante tribunales nacionales.

Este tipo de restricciones dejan a miles de víctimas fuera del alcance de la CPI – incluyendo a las víctimas de Siria, en este caso, porque el Estado no ha ratificado el Estatuto de Roma.

Pero estos límites a su vez dejan el camino libre para que los Estados puedan participar.

 

Jurisdicción universal en acción

Gracias al principio de jurisdicción universal, los Estados pueden perseguir criminales que estén en su territorio, sin importar dónde fueron cometidos los crímenes o cuál es la nacionalidad de los autores y las víctimas. Los crímenes amparados por la jurisdicción universal incluyen el genocidio, los crímenes de guerra, de lesa humanidad, torturas y desapariciones forzosas. El interés de este tipo de procesos en regiones sin ley, como Siria, es en estos momentos obvio.

En marzo de 2017, TRIAL International publicó su tercer informe anual sobre la jurisdicción universal, Make Way For Justice #3. A través de 47 casos de 13 países diferentes, el informe demuestra la realización de una promesa elevada por varios Estados: estos crímenes internacionales no pueden quedar impunes.

Claros ejemplos de este informe – como el caso del ex dictador de Chad, Hissène Habré – muestran que la jurisdicción universal puede llevar a resultados concretos. En 2016, 11 sospechosos de crímenes de guerra en Siria fueron arrestados y cuatro de ellos condenados. Entre Finlandia, Alemania y Suecia, 3 iraquíes fueron condenados y otros 4 enfrentan actualmente un juicio.

Sin la jurisdicción universal, estos autores nunca se enfrentarían a la justicia. Desde criminales de bajo perfil hasta Estados que no son Partes a la CPI, la jurisdicción universal actúa como una herramienta a favor de las víctimas, un nuevo camino hacia la justicia.

 

La CPI y la jurisdicción universal: Dos caminos, una lucha

Como la CPI solo puede lidiar con un número limitado de casos, la Fiscalía de la CPI debería colocar en el centro de su estrategia la cooperación con los Estados que llevan a cabo estos procesos. El objetivo es el mismo: reducir los refugios posibles para los criminales internacionales.

Varios Estados han creado sus propios equipos especializados en crímenes de guerra, con policía especializada, fiscalías y unidades de inmigración dedicadas a investigar los crímenes internacionales.

Pero estos equipos enfrentan numerosas dificultades, sus recursos son limitados a la hora de cubrir la complejidad de sus investigaciones: recoger pruebas en zonas de guerra, contactar víctimas y testigos de conflicto ocurridos hace años, dificultades en la cooperación internacional, traducciones, etc.  

Las unidades sobre crímenes de guerra podrían sin duda beneficiarse con los recursos y las experiencias de los investigadores de la Fiscalía de la CPI, su experiencia y recursos. Y esto se hace particularmente evidente cuando las autoridades nacionales llevan a cabo investigaciones en la misma zona de conflicto que la CPI.

El mecanismo recientemente creado para los crímenes de Siria proporcionará nuevas oportunidades para que los Estados hagan valer su jurisdicción. Es hora de que todos los participantes prediquen con el ejemplo en la lucha contra la impunidad y brinden suficientes recursos para esta causa.

 

Sobre TRIAL International

TRIAL International es una organización no gubernamental que lucha contra la impunidad por crímenes internacionales y apoya a las víctimas en su búsqueda de justicia.

TRIAL International toma un enfoque innovador en el derecho, facilitando el camino hacia la justicia para los sobrevivientes de sufrimientos indescriptibles. La organización proporciona asistencia legal, litiga casos, desarrolla las capacidades locales y lucha por promover la agenda de derechos humanos.

TRIAL International cree en un mundo en el que la impunidad por crímenes internacionales no será tolerada. Solo cuando se escuche a las víctimas y se lleve a los responsables ante la justicia el Estado de derecho puede prevalecer.

 

Sobre la autora

Valérie Paulet es una asesora legal y coordinadora de Trial Watch desde 2014. Es abogada en Francia y está especializada en derecho penal internacional y derecho humanitario internacional.

Trabajó en la firma de abogados William Bourdon en París (Francia), donde se encargaba de los casos de jurisdicción universal. Previamente trabajó en los tribunales penales internacionales de Naciones Unidas y como asesora legal en Colombia para una institución nacional de derechos humanos, donde se encargaba de la formación legal sobre justicia penal internacional y justicia transicional.

 

Sobre el día de la UE contra la impunidad - #EUDayAgainstImpunity

Organizado por Malta– en su papel actual de Presidente del Consejo de la UE – la Comisión Europea, el EU Genocide Network y Eurojust celebran el segundo día de la Unión Europea contra la impunidad que pretende creae conciencia sobre los crímenes más terribles de genocidio, crímenes de guerra y de lesa humanidad. También pretende ser una iniciativa para promover las investigaciones y enjuiciamientos nacionales con el fin de reconocer el esfuerzo común realizado por los Estados miembros de la UE y la Unión Europea para reforzar el derecho internacional, tratar el papel y participación de las víctimas de tales crímenes, y revitalizar el compromiso europeo de lucha contra la impunidad de este tipo de crímenes.