Costa de Marfil: Laurent Gbagbo y Charles Blé Goudé absueltos por la CPI

Laurent Gbagbo (L) and Charles Blé Goudé SERCOM/APR NEW
Coalición por la CPI
Regions: 
África

La Haya - El 15 de enero de 2019, la Sala de Primera Instancia I (la Sala ) de la Corte Penal Internacional (CPI) decidió, de forma mayoritaria, absolver al Sr. Laurent Gbagbo y el Sr. Charles Blé Goudé de los cargos por crímenes de lesa humanidad.

La Fiscal de la CPI había acusado al ex-presidente de Costa de Marfil, el Sr. Gbagbo, y a los miembros de su círculo íntimo, incluyendo al ex-líder de la juventud, el Sr. Blé Goudé, de crear y ejecutar un plan común para permanecer en el poder luego de perder las elecciones presidenciales del país en 2010, promoviendo ataques contra los defensores de su candidato rival, el Sr. Alassane Ouattara. Tanto Gbagbo como Blé Goudé fueron acusados con cuatro cargos por crímenes de lesa humanidad en este contexto.  

La mayoría de los jueces, el Juez que preside Cuno Tarfusser y el Juez Geoffrey Henderson, concluyeron en una decisión oral que la Fiscal no había logrado satisfacer la carga de la prueba de acuerdo con el Artículo 66 del Estatuto de Roma. En particular, expresaron que la Fiscalía no había cumplido con el umbral de prueba sobre los presuntos crímenes, esto incluye la falla en demostrar la existencia de un plan común para lograr que el Sr. Gbagbo conserve el poder y de una política deliberada de atacar poblaciones civiles. De acuerdo con la opinión de los magistrados, la Fiscalía también falló en probar que los acusados ofrecieron discursos públicos para incitar los presuntos crímenes.

La Sra. Fanta Doumbia, Coordinadora Ejecutiva de la Coalición Nacional Marfileña por la CPI respondió, "Esta absolución no debe hacernos olvidar a las miles de víctimas de la crisis de Costa de Marfil que necesitan justicia y reparaciones". El Sr. Ali Ouattara, Presidente de la Junta de la Coalición de Costa de Marfil, agregó, "La CPI se beneficiará de no dar falsas esperanzas a las víctimas de los delitos más graves. Debe dar confianza a las víctimas a través de investigaciones creíbles y decisiones que tengan en cuenta sus intereses. Además, también debe investigar a todas las partes involucradas en el conflicto de Costa de Marfil para que la impunidad de hoy no se convierta en el crimen del mañana".

Al opinar sobre la absolución, Journalists For Justice destacó la “decepción de las víctimas tras la absolución de Gbagbo/Blé Goudé. Pero nadie niega que sucedieron cosas terribles en Costa de Marfil durante la violencia post-electoral de 2010/11. Los jueces se lo recordaron a la audiencia en su decisión de absolución. Pero el punto clave es que la Fiscalía presentó un caso excepcionalmente débil, como declaró el juez que preside Cuno Tarfusser, que no logró establecer un vínculo relevante, de acuerdo con el derecho penal internacional, entre las atrocidades y los acusados: no hay pruebas de un plan común para atacar civiles de manera generalizada o sistemática, como parte de una política estatal u organizativa. Estos son los umbrales necesarios de prueba dentro del sistema del Estatuto de Roma para lograr una condena por crímenes de lesa humanidad. Como dijo la defensa después de la absolución: esta es una victoria para la CPI, porque se ha demostrado que el tribunal cuenta con jueces independientes y profesionales que analizan los hechos".

En su opinión escrita disidente, la Jueza Herrera Carbuccia mostró su oposición a la decisión de la mayoría y expresó que la prueba ofrecida por la Fiscal era suficiente para que "una Sala de Primera Instancia razonable condenara a los acusados". También cuestionó la presentación oral de la decisión final de la mayoría, y afirmó que debería presentarse una justificación escrita completa sobre dicha decisión. La Jueza Carbuccia expresó que el resumen oral de la mayoría se opone al Artículo 74(5) del Estatuto de Roma, que obliga a los magistrados a emitir una “declaración fundamentada” de los fallos de la Sala por escrito.

El Coordinador de la  African Network on International Criminal Justice (ANICJ), el Sr Chino Obiagwu, expresó su preocupación sobre la reparación de las víctimas del crímenes de lesa humanidad en Costa de Marfil: “El sistema del Estatuto de Roma, de acuerdo con el artículo 75 (1), vincula las reparaciones a las condenas y cuando se retiran los cargos contra los acusados o estos son absueltos queda en duda la suerte de las víctimas. Es necesario alentar el establecimiento, fortalecimientos y la expansión de fondos nacionales de compensación para las víctimas. De ser apropiado, deben establecerse otros fondos bilaterales y multilaterales para este propósito.”

“…Nuestras investigaciones en Costa de Marfil continúan. Seguimos comprometidos con nuestro mandato de acuerdo con el Estatuto de Roma y seguiremos honrándolo”, dijo la Fiscal de la CPI, la Sra. Fatou Bensouda, en una declaración. “Como lo hacemos, mi oficina esta fuertemente dedicada a cumplir con su papel, teniendo en cuenta y siempre presente principalmente el sufrimiento de las víctimas de Costa de Marfil."

Como resultado de la decisión de la mayoría, la Sala ordenó la liberación inmediata del Sr. Gbagbo y el Sr. Blé Goudé. En respuesta, la Fiscalía presentó un pedido urgente ante la Sala para suspender la orden de liberación y declaró que "tiene la intención de apelar la decisión completa y detallada", y alegó circunstancias excepcionales que justificarían el pedido para que los acusados ​​continúen detenidos a la espera de nuevos procedimientos judiciales.

Al explicar las circunstancias excepcionales, la Fiscalía afirmó que existe "un riesgo concreto de que el acusado no se presente para continuar el juicio" en caso de que se apruebe una apelación de la decisión, y subrayó que el Sr. Gbagbo y el Sr. Blé Goudé disponen de medios y del apoyo suficiente para evitar presentarse nuevamente ante el Tribunal. La solicitud también destaca la ausencia de una declaración totalmente razonada de la mayoría sobre su decisión.

El representante legal de las víctimas apoyó las declaraciones de la Fiscalía, y exigió la imposición de condiciones estrictas en el caso de una liberación inmediata con el objetivo de reducir el riesgo de fuga para el Sr. Gbagbo y el Sr. Blé Goudé, como su traslado a un Estado Parte que no sea Costa de Marfil.

En una declaración emitida después de las absoluciones, la Sra. Paolina Massidda, abogada que representa a las víctimas en el caso, expresó la profunda decepción de las víctimas ante la decisión. “Ellos participaron en el juicio con la esperanza de que algún tribunal imparcial pudiera algún día hacer justicia. Esta esperanza hoy es vana”.

El 16 de enero de 2018, en otra decisión mayoritaria, la Sala rechazó el pedido de la Fiscal y la representante legal de las víctimas para que los acusados permanezcan detenidos, afirmando que no considera que las supuestas circunstancias pudieran considerarse excepcionales. La mayoría de los jueces exigió garantías escritas y firmadas de que los acusados ​​y sus abogados comparecerán ante la Corte si así lo solicita, y decidió liberar al Sr. Gbagbo y al Sr. Blé Goudé.

La Fiscalía presentó una apelación contra la decisión de la Sala de liberar al Sr. Gbagbo y al Sr. Blé Goudé,  y solicitó a la Cámara de Apelaciones que suspendiera sus efectos. El 18 de enero de 2019, la Cámara de Apelaciones, por mayoría, suspendió la decisión de la Sala de Primera Instancia I de liberar al Sr. Gbagbo y al Sr. Blé Goudé, programó una audiencia para el 1 de febrero de 2019 y ordenó a los acusados ​​regresar a la detención.

Africa Legal Aid (AFLA), a la luz de la decisión, defendió la independencia judicial de la Corte y destacó que “estos avances deberían demostrar a los escépticos que la CPI es una Corte seria compuesta por jueces independientes, que pueden estar en desacuerdo con sus colegas. La CPI no es un tribunal arbitrario que solo está allí para condenar".

La Sra. Amal Nassar, Representante de la FIDH ante la CPI, declaró que "la CPI en su conjunto debería aprender de sus dificultades para condenar a los (ex) líderes políticos que tienen la mayor responsabilidad en la comisión de delitos y revisar adecuadamente sus políticas".