La Unión Europea no debe recibir a un sospechoso de la CPI

Coalición por la CPI
Regions: 
África
Related countries

La Cumbre de la UE-LEA no debe incluir al presidente sudanés Omar al-Bashir

Bruselas, 4 de febrero de 2019 —La Unión Europea debe declarar públicamente que no participará de la próxima Cumbre conjunta de la Unión Europea y la Liga de Estados Árabes, a menos que sea posible asegurar que el presidente sudanés Omar al-Bashir, acusado de crímenes de guerra, no asistirá a la misma, dijo hoy la Coalición por la Corte Penal Internacional.

La Cumbre de la UE-LEA está programada para el 24-25 de febrero de 2019 en Egipto. El presidente sudanés está acusado por la Corte Penal Internacional (CPI) de los cargos de responsabilidad penal por genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad cometidos en Darfur, Sudán.

“La Unión Europea debe dejar en claro que no pondrá en riesgo su compromiso con la víctimas y con la Corte Penal Internacional al co-organizar una cumbre a la que asistrá al-Bashir”, expresó Lotte Leicht, Director de la Unión Europea en Human Rights Watch. “Al-Bashir debe estar en La Haya enfrentando los cargos en su contra - no en una cumbre co-organizada por la UE. La CPI depende de la cooperación y el apoyo de todos sus miembros para procesar a sus acusados”.

El presidente al-Bashir cuenta con dos órdenes de arresto de la CPI en su contra, emitidas en 2009 y 2010. Al autorizar las órdenes de arresto contra al-Bashir, los jueces de la CPI acordaron que existen argumentos razonables para creer que el acusado es responsable de los presuntos crímenes.

Los viajes al exterior y la asistencia de al-Bashir a encuentros programados ha sido una preocupación muy presente y los Estados miembros de la UE nunca le permitieron visitar sus territorios desde que se convirtió en sujeto de las órdenes de arresto de la CPI. La UE ha evitado también aquellas situaciones en las cuales al-Bashir debe asistir a cumbres donde la UE es anfitriona o co-anfitriona.

Se presume que la crisis en Darfur comenzó en 2003 con los crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra cometidos por el gobierno sudanés junto a algunas milicias aliadas, que incluyen violencia sexual, como parte de una campaña de contrainsurgencia. Las Naciones Unidas estiman que al menos 300.000 personas habrían sido asesinadas en ataques o han muerto por hambrunas o enfermedades inducidas por el conflicto, y más de 2 millones de personas fueron forzadas a huir a campos de refugiados o de desplazados internos.

En 2005, en la Resolución 1593, el Consejo de Seguridad de la ONU remitió la situación de Darfur a la CPI para su investigación. Aún existen cargos pendientes en contra de al-Bashir y otras cuatro personas por presuntas atrocidades cometidas en Darfur, pero Sudán continua desafiando sus obligaciones bajo la resolución de cooperar con la Corte.

“Las víctimas en Darfur han pedido justicia por más de 13 años mientras el presidente al-Bashir obstruye la investigación de la CPI en Darfur”, dijo Mossaad Mohamed Ali, Director Ejecutivo del African Centre for Justice and Peace Studies y activista de derechos humanos darfurí. “Necesitamos que la UE presione para que al-Bashir comparezca en La Haya y deje en claro que no se quedará inactiva mientras él asiste a eventos co-organizados por la UE.”

Todo los Estados miembros de la UE son también parte al Estatuto de Roma de la CPI – el tratado fundacional de la Corte – que precisa de la cooperación de sus Estados miembros para el arresto de sospechosos.

La UE ha adoptado una Decisión sobre la CPI, una de las pocas decisiones legalmente vinculantes de la UE sobre política exterior. La decisión afirma el apoyo de la UE a la CPI y su compromiso a apoyar la cooperación con la misma y asegurar el efectivo funcionamiento de la Corte. La decisión re-establece la convicción de la UE que sostiene que la justicia por estos crímenes es esencial para preservar la paz y la seguridad internacional.

En julio de 2018, la UE también adoptó las Conclusiones del Consejo sobre el 20° aniversario del Estatuto de Roma. En dichas conclusiones, el Consejo resolvió promover la cooperación con la CPI, incluyendo la ejecución de las órdenes de arresto.

“La UE tiene un compromiso político claro de apoyar a la CPI y cooperar con el fin asegurar el arresto de los sospechosos”, dijo William R. Pace, Coordinador de la Coalición por la Corte Penal Internacional. “La UE va a dañar su credibilidad y sus compromisos al co-organizar un evento que cuente con la presencia de Omar al-Bashir.”

Aunque algunos Estados que no son miembros de la UE como Sudáfrica y Jordania, han permitido que al-Bashir visite sus territorios, varios otros países han expresado claramente que no quieren a al-Bashir en sus territorios.

En 2012, Malawi optó por reubicar la cumbre de la Unión Africana por la insistencia de la UA para que al-Bashir pueda asistir al encuentro en caso de celebrarse en Malawi. En octubre de 2010, un encuentro de desarrollo internacional que iba a llevarse a cabo en Kenia fue reubicado a Etiopía para evitar la visita de al-Bashir. En otras oportunidades, al-Bashir canceló visitas de forma anticipada – a la República Centroafricana y Zambia – por numerosos pedidos para hacer efectivas las órdenes de arresto.

Al contar con órdenes de arresto de la CPI en su contra, el presidente sudanés deberá comparecer en la CPI, donde recibirá todas las protecciones del derecho internacional para las personas acusadas de crímenes. “En los años recientes, las políticas de la UE en relación con la región de Medio Oriente y el Norte de África han sido una traición a los valores europeos”, dijo Bahey eldin Hassan, Director General del Cairo Institute for Human Rights Studies. La UE debe respetar sus obligaciones de acuerdo con el derecho internacional y abstenerse de actos que podrían colaborar con posibles responsables de crímenes internacionales. La UE debe ayudar a promover la justicia por los crímenes más graves, especialmente cuando nuestros gobiernos no son capaces de hacerlo.”

___________________________________________________________________________________

Sobre la CPI

La CPI es el primer tribunal internacional permanente en procesar crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio. Fundamental al mandato de la Corte es el principio de complementariedad, conforme al cual la Corte sólo intervendrá si dentro del ordenamiento jurídico nacional no existe la voluntad o la capacidad de investigar o enjuiciar a los presuntos autores de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

Actualmente, la Corte investiga once situaciones: Burundi, la República Centroafricana I y II, la República Democrática del Congo, Costa de Marfil, Darfur (Sudán), Uganda, Kenia, Libia, Malí y Georgia. La Corte ha emitido 34 órdenes de arresto y nueve órdenes de comparecencia. Hay tres juicios están en marcha. Se han emitido tres condenas y tres absoluciones. Hay diez exámenes preliminares en marcha, incluyendo las situaciones de Afganistán, Bangladesh/Myanmar, Colombia, Gabón, Guinea, Irak/RU, Palestina, Nigeria, Ucrania y Venezuela. La Fiscalía ha concluido los exámenes preliminares sobre Honduras, la República de Corea y la remisión de las Comoras, declinando en cada caso la apertura de una investigación.

Quienes somos

La Coalición por la Corte Penal Internacional es una red global de organizaciones de la sociedad civil en 150 países que lucha para llevar justicia a las víctimas de genocidio, crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y el crimen de agresión a través de cortes nacionales y la Corte Penal Internacional. www.coalitionfortheicc.org