La Asamblea de los Estados Partes (AEP) se reúne una vez al año en una sesión plenaria en La Haya o en New York. Además de los Estados Partes, Estados no partes y representantes de organizaciones internacionales, cientos de representantes de ONG de todo el mundo asisten a la sesión de la AEP.

Los Estados Partes utilizan los encuentros anuales de la AEP para discutir y tomar decisiones sobre cuestiones claves para el funcionamiento y el éxito de la Corte y el sistema del Estatuto de Roma en relación con el presupuesto de la Corte, la cooperación, la complementariedad, entre otras cuestiones. El resultado de estas discusiones se formaliza en las resoluciones de la AEP.

La CPI depende de los Estados Partes y solo puede ejercer su mandato si ellos ayudan y refuerzan el trabajo de la Corte. Por esto, las decisiones de la AEP no solo afectan la intención política y la cooperación de los Estados partes, así sea por mandato o voluntaria, sino que afectan el funcionamiento de la Corte misma.

Durante los ocho días que dura la misma, seguimos trabajando para promover una Corte justa, efectiva e independiente abordando varias cuestiones claves a través de documentos de apoyo, cartas, reuniones, conferencias de prensa y otros eventos.