La Coalición Filipina por la CPI condena el plan de Duterte para retirarse de la CPI

Manifestantes con pancartas marchan con el coche fúnebre del asesinado Kian Loyd Delos Santos, un estudiante de 17 años, en la ciudad suburbana de Caloocan al norte de Manila, Filipinas.
Abogado Ray Paolo J. Santiago Presidente de la CCPIF
Related countries
Declaración de la Coalición Filipina por la CPI sobre el presunto retiro de Filipinas de la CPI

Filipinas- Estamos consternados con la declaración del presidente Rodrigo Roa Duterte que plantea el retiro de Filipinas como Estado parte al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Filipinas ha sido escenario de crímenes de guerra y otras atrocidades durante la Segunda Guerra Mundial. También ha sido testigo de barbaridades similares provocadas por una dictadura y su conflicto armado interno. No es sorprendente entonces que los filipinos y Filipinas como país apoyaran y participaran activamente en la negociación y adopción del Estatuto de Roma.

Los filipinos valoran y defienden la justicia al abordar la impunidad contra los crímenes más atroces, en particular el genocidio, los crímenes de guerra, los crímenes de lesa humanidad y el crimen de agresión.

Pasaron bastantes años para que el gobierno filipino ratificara el Estatuto de Roma después de haber sido firmado en 2000. Sin embargo, con los incansables esfuerzos de los defensores de los derechos humanos y con el fuerte apoyo de personalidades destacadas del Senado dirigidos por la difunta Senadora Miriam Defensor-Santiago, el Poder Ejecutivo del gobierno finalmente presentó el Estatuto de Roma ante el Senado para su eventual ratificación.

Una vez más, el pueblo filipino se expresó y defendió la justicia.

El movimiento actual del presidente Duterte para retirarse de la CPI va en contra de los deseos de justicia y rendición de cuentas del pueblo filipino. Va en contra de la lucha contra la impunidad por los crímenes más atroces. Las esperanzas y los sueños del pueblo filipino de llevar ante la justicia a los violadores de los derechos humanos no deberían ser opacados por el temor de un solo hombre a la justicia  y la rendición de cuentas.

Condenamos firmemente el continuo ataque a las instituciones democráticas y de derechos humanos que promueven y defienden la justicia. Condenamos la impunidad.

El retiro planificado del presidente Duterte no lo eximirá de ninguna responsabilidad que le corresponda dado que el retiro no es inmediato, pero dejará a los filipinos expuestos a posibles crímenes atroces que no serán llevados necesariamente ante la justicia. Lamentablemente, este movimiento es una acción que contra las personas.

Exigimos que el presidente piense seriamente en el pueblo filipino en vez de pensar en sí mismo

 

- ABOGADO RAY PAOLO J. SANTIAGO 
Líder de la CFCPI

-TRADUCCIÓN INFORMAL REALIZADA POR LA CCPI-

 Declaración de Duterte sobre el retiro de la Corte Penal Internacional