Warning message

The subscription service is currently unavailable. Please try again later.

Jean-Pierre Bemba (Bemba I)

Jean-Pierre Bemba, ex-vicepresidente congolés y líder militar, comparece ante la CPI en una audiencia de confirmación de cargos en enero de 2009. © ICC-CPI / Michael Kooren
Jean-Pierre Bemba, ex-vicepresidente congolés y líder militar, fue condenado por la CPI en 2016 por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad en la República Centroafricana. Fue sentenciado a 18 años de prisión en 2016 y absuelto en 2018.
Case status: 
Concluded
Regions: 
África
Jean-Pierre Bemba, ex-vicepresidente congolés y líder militar, fue llevado a juicio ante la CPI por su responsabilidad de mando en los crímenes cometidos por la milicia de Bemba, el Mouvement pour la Libération du Congo (MLC), en contra de civiles durante el conflicto armado interno de 2002 y 2003 en la República Centroafricana (RCA). El juicio comenzó en noviembre de 2010. En marzo de 2016, la Sala de Primera Instancia III condenó a Bemba por asesinato, violación y saqueo como crímenes de guerra y asesinato y violación como crímenes de lesa humanidad. Bemba fue sentenciado a 18 años de prisión en junio de 2016. En junio de 2018, la Cámara de Apelaciones absolvió al Sr. Bemba por los cargos de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.
Background: 

La milicia rebelde congolesa acusada de graves crímenes en la RCA 

A finales de 2002, por invitación del entonces Presidente de la República Centroafricana Ange-Félix Patassé, el Presidente y Comandante en Jefe del MLC, Jean-Pierre Bemba, formó una coalición con la RCA para oponerse a un golpe liderado por el ex-jefe de personal de las fuerzas armadas centroafricanas. Durante la operación de cinco meses de duración sin éxito en la RCA, las fuerzas del MLC asesinaron, violaron y saquearon a civiles en toda la RCA. Antes de su arresto y entrega a la CPI en 2008, Bemba fue vicepresidente de la República Democrática del Congo.

Charges: 

Cargos por asesinato agregados luego del arresto y la entrega por parte de Bélgica

En mayo de 2008, la CPI emitió una orden de arresto contra Bemba por violación como crimen de lesa humanidad, y violación y saqueo como crímenes de guerra. Al día siguiente, las autoridades belgas arrestaron a Bemba, quien estaba en el país en ese momento, y lo entregaron a la CPI. En junio de 2008, la Sala de Cuestiones Preliminares II agregó cargos por asesinato, como crimen de lesa humanidad y como crimen de guerra. Aunque la Sala le concedió la libertad condicional a Bemba en agosto de 2009 hasta el inicio del juicio, la Cámara de Apelaciones denegó la decisión en diciembre de 2009.

Primer juicio de la CPI por responsabilidad de mando 

En un juicio que comenzó el 22 de noviembre de 2010, Bemba fue el primer acusado de la CPI procesado por responsabilidad penal como comandante militar. El Fiscal alegó que él sabía o debía haber sabido que las tropas efectivamente bajo su mando estaban cometiendo crímenes y que él no respondió adecuadamente. Las visitas de Bemba a la RCA durante la operación del MLC, las órdenes por radio, los discursos a sus tropas sobre los crímenes de guerra, la correlación con informes oficiales de esos crímenes y el entrenamiento inadecuado de las tropas del MLC o la falta de recursos para contar con tribunales disponibles en el MLC se presentaron como evidencia del control efectivo de Bemba, de su conocimiento sobre los crímenes que estaban siendo cometidos y de su fracaso para actuar responsablemente.

Verdict: 

El 21 de marzo de 2016, la Sala de Primera Instancia III condenó a Bemba por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. Los jueces determinaron que la evidencia demostraba, más allá de una duda razonable, que se había cometido asesinato, violación y saqueo, tal como los define el Estatuto de Roma y que Bemba tenía autoridad y control efectivos sobre los perpetradores directos del MLC. Los jueces también determinaron que Bemba había mostrado indiferencia por el derecho humanitario internacional (DHI) durante su control operacional y falló a la hora de responder adecuadamente a los reportes de violaciones del DHI. El juicio resultó en la primera condena por responsabilidad de mando de la CPI y la primera condena por crímenes sexuales y basados en el género.

En su veredicto, los jueces de la CPI destacaron el papel esencial de las organizaciones no gubernamentales, en particular el papel de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), en la documentación de los crímenes del MLC en la RCA y en el pedido de una condena para los responsables.

Sentencing: 

El 21 de junio de 2016, Bemba fue sentenciado a 18 años de prisión. Su sentencia fue la siguiente: 16 años por cada acusación de asesinato, 18 años por cada acusación de violación y 16 años por saqueo como crimen de guerra. Los jueces determinaron que las sentencias serían cumplidas concurrentemente, esto dio como resultado una sentencia general de 18 años en total. Los 8 años que pasó bajo custodia desde su arresto fueron descontados. Durante la sentencia, los jueces destacaron que los actos de violación fueron perpetrados en circunstancias agravantes, ya que fueron practicados con marcada crueldad y contra víctimas especialmente vulnerables.

El 8 de junio de 2018, la Cámara de Apelaciones de la CPI estableció, por mayoría, que la Sala de Primera Instancia III de la Corte había “errado en dos cuestiones importantes”, una de ellas, la condena del Sr. Bemba “por actos penales específicos que estaban fuera del alcance de los cargos tal y como fueron confirmados” y decidió absolver a Bemba de los cargos de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Challenges: 

El juicio a Bemba enfrentó varios desafíos relacionados con acusaciones por manipulación de testigos por parte del equipo de la defensa de Bemba que incluye sobornos y evidencia falsa. Las acusaciones resultaron en cargos de ofensas contra la administración de justicia contra Bemba y cuatro asociados: un testigo de la defensa, un parlamentario congolés y dos miembros senior del equipo de defensa de Bemba. Lea mas en el “Juicio a Bemba II”.

Victims: 

Número record de víctimas que participan en un juicio de la CPI

Por lo menos 5.229 víctimas civiles – cinco de las cuales testificaron como testigos – fueron autorizados para participar en el proceso judicial de Bemba, el mayor número en la historia de la CPI hasta ese momento. De acuerdo con el Estatuto de Roma, las víctimas que participan en los juicios de la CPI pueden recibir reparaciones en el caso de un veredicto de culpabilidad.

Testimonio de testigos de crímenes sexuales y basados en el género
El número de testigos que prestaron testimonio por violencia sexual en el juicio de Bemba fue el mayor de todos los casos de la CPI hasta ese momento. De los 40 testigos de la Fiscalía, 14 testificaron por violencia sexual. Nueve de los 34 testigos de la defensa dijeron que sabían que ocurrían violaciones o que fueron testigos de las mismas. En 2004, la Fiscalía publicó un documento de política para investigar y procesar crímenes sexuales y basados en el género.